FUJI PRESENTA SU SERIE X

1

Recientemente Fuji presentó su serie de cámaras fotográficas profesionales Fujifilm X en la Ciudad de México con un evento llamado Rompiendo Paradigmas en el que además de una plática en la que se expusieron sus características principales, tuvimos oportunidad de probar en campo algunos de los equipos en compañía de reconocidos fotógrafos. Ana Lourdes Herrera, Jaime Ávila y Carlos Cazalis fueron quienes dieron recomendaciones de uso para obtener mejores imágenes dependiendo del interés del usuario y las condiciones de iluminación.

3
Entre las virtudes de las cámaras destaca que ya no utilizan un sistema de espejos (réflex) para visualizar exactamente lo que ve el lente, sino que a través de componentes completamente digitales se mira, ya sea en el visor o una pantalla, exactamente lo que se va a fotografiar sin error de paralaje y con las características de nuestros ajustes. Esto no sólo permite tener referencias en tiempo real, sino que los equipos sean más pequeños y ligeros al necesitar menos espacio interno.

4

Otra característica que cabe resaltar es que mediante un arreglo especial en cuanto a la percepción de colores en su sensor digital X-TRANS CMOS II se evita el efecto moiré en ciertos patrones que llegan a tener las imágenes. Para quienes no entienden mucho de fotografía se puede resumir de forma sencilla: las fotos se ven pocamadre. El modo automático de las cámaras hace posible que cualquiera pueda tomar rápidamente buenas fotos, pero también se pueden ajustar por completo todos los parámetros como ISO, apertura del diafragma, foco y demás para que las capturas queden tal como se quiera.

7

Los lentes son intercambiables en la mayoría de los modelos, habiendo telefotos, macros, zoom y prime de la misma marca que se combinan mejor las características digitales; digamos que el sensor funciona en conjunto con la óptica de forma integrada. Se hizo énfasis en que la óptica debe ir de la mano de la cuenta de megapíxeles, ya que en ocasiones otros fabricantes pregonaban mucho el número de pixeles en un cuadro, pero su óptica era un cuello de botella o viceversa, mientras que en los equipos Fuji había equilibrio.

2

Personalmente tuve oportunidad de probar uno de los equipos más nuevos, la cámara XT10 y quedé maravillado tanto por los resultados como por su diseño. Lo único que evita que salga corriendo ahora mismo por una, es su precio de alrededor de unos 30,000 pesos. Imagino que si me dedicara a la fotografía profesional quizá me alcanzaría, pero hay otras cámaras más económicas de la serie y también con buenas prestaciones.

6

Finalmente también pudimos probar las funciones de conectividad con un teléfono inteligente sirviendo como visor y control remoto. Si quieren conocer más del trabajo de algunos de los talentosos fotógrafos que nos acompañaron pueden visitar la página de X-Photographers de Fuji.

5

Anuncios